PRESENTACIÓN ORGANICIDAD

EXPOSICIÓN MUSEO BARJOLA 10/4-01/6 2014

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“Lo orgánico es, además, frecuentemente el tema de las obras de Organicidad. En muchas ellas las formas evocan figuras vegetales, estructuras vagamente corporales que emergen del trazo o del juego de manchas y veladuras, atmósferas o climas amnióticos, palpitantes, animados o al menos cambiantes; configuraciones esquivas de un lirismo y una expresividad que comparten territorio con la abstracción española e internacional más poética y sutil de la segunda mitad del siglo XX.” Juan Carlos Gea, Asturias24

ARTE PARA LOS SENTIDOS

Desde el jueves 10 de abril a las 19:30 hasta el viernes 1 de junio en el Museo Barjola, Gijón (Asturias, España)

Bajo el título “Organicidad”, los artistas José Antonio Menéndez Hevia (Oviedo 1938) y Nina Grønn (Nueva York 1974) presentan por primera vez en público, una muestra plástica de sus más de 10 años de trabajo e investigación conjunta.

“Su trabajo no se parece a nada y quizás puede parecerse a todo. Su pintura no pretende ser abstracta y lo parece. Huye de la realidad y acaba en ella”. – Ana Mª Fernandez Garcia, Historiadora de Arte de la Universidad de Oviedo. (puedes descargar la reseña completa pinchando aquí Una belleza donde sobran las palabras)

La muestra que José Antonio y Nina presentan en el Museo Barjola es un reflejo de intuición creativa en la que se evidencia que la técnica no es un fin en sí mismo, pero sí, un medio necesario para trasmitir la sensación emocional. Además introducen técnicas nuevas en el uso de materiales y herramientas.

La expresión de los dos artistas, tiene raíz en la naturaleza, su fuente de inspiración, cuyo resultado pretenden mostrar en Gijón, su sede durante muchos años. El título del proyecto “organicidad” ilustra la esencia de su obra, la interpretación de lo orgánico, cuyas formas, luz y movimiento les motiva en una constante observación desde el micro al macro.

La exposición de José Antonio Menéndez Hevia y Nina Grønn se basa en diferentes técnicas: dibujo, pintura, arte gráfica y relieves de hormigón. En este último, se recogen las sensaciones más extremas, desde lo contundente y árido hasta lo más suave y sutil, invitando al diálogo táctil a las personas invidentes. Una experiencia interesante para acceder al mundo artístico de una manera diferente, en el que la vista no es el único sentido para poder apreciar las artes plásticas.